Yalitza Aparicio tiene 25 años y está rompiendo estereotipos a una velocidad vertiginosa. Primero porque su interpretación en Roma, de Alfonso Cuarón, está abriendo conciencias sobre la vida de muchos inmigrantes. Después porque ella, que es mexicana de origen mestizo, acaba de ser portada de la revista Vogue México, un hecho que ayuda a posicionarla como símbolo de un debate sociocultural destinado a romper clichés, un acto que ha tenido fervientes apoyos y también duros detractores.

Bien recibida como actriz, a quienes los críticos alaban por su interpretación, y cuestionada en redes sociales, donde la polémica es el pan de cada día, Aparicio tiene una historia previa a que Alfonso Cuarón decidiera que sería ella quien interpretaría a Cleo, el personaje sobre el que se articula su última película.

Yalitza Aparicio no había tenido ningún contacto profesional con el cine y ni siquiera entraba en sus planes tenerlo. Ella era profesora de preescolar hasta que el destino se cruzó en su camino y decidió acompañar a su hermana Edith a un casting que el equipo de Cuarón organizó en la comunidad mexicana de Tlaxiaco, en el estado de Oaxaca. Allí la convencieron a ella también para que hiciera la prueba, un hecho al que accedió con la mínima información sobre para qué era la selección y muchas sospechas, que incluso la llevaron a creer que estaba viviendo un caso de trata de blancas. La convocatoria solo mencionaba que todo iba sobre una película que se iba a hacer en México y que buscaban a mujeres de cualquier perfil.

Yalitza Aparicio viajo a todas las pruebas acompañada por su madre, de quien presume, como lo hace de sus orígenes: “Mi piel es muy mexicana, muy oaxaqueña y muy humana. Parte de los colores de mi tierra y de la diversidad de sus colores”, ha dicho en la entrevista que publicará la revista de moda en su número de enero.

También se declara “tremendamente apegada a mis raíces y a mi familia”, por lo que frecuente ver a sus seres queridos en las imágenes que comparte en su cuenta de Instagram, donde ya tiene 175.000 seguidores. En ella, sus fotografías familiares comparten espacio con las más recientes, en la que la puede ver en distintos lugares durante la presentación de la película que protagoniza o junto a estrellas del mundo del celuloide o la televisión.

Un cambio radical de vida que llegó cuando Cuarón revisó el casting. Al ver a Aparicio supo que había encontrado a quien quería que fuera Cleo, el personaje basado en la historia de Liboria Rodríguez, la niñera del propio director del filme. Él prefería para interpretar el papel a alguien que no fuera profesional y acertó. Porque Yalitza Aparicio ha dejado atónitos a propios y extraños con su interpretación y algunas estrellas rutilantes de Hollywood, como Hugh Jackman o Emma Stone, han querido conocerla.

El nombre de la película, Roma, es el mismo que el del barrio de clase media alta en el que vivía Cuarón cuando era pequeño y donde una niñera real le cuidaba y vivía lo que hoy refleja el director en su película. “Yalitza Aparicio dignifica el papel de las empleadas del hogar en el convulso México de los 70”, ha manifestado Cuarón durante la promoción. Ella ha sorprendido y emocionado en su estreno como actriz y ya va recogiendo premios. Entre otros el de mejor actuación del año para la revista Time. La capacidad de adaptación que ella misma ha demostrado ha sorprendido a su propia madre: “Ella me decía: 'No puedo creer que estés ahí ante tantas cámaras cuando yo no podía ni tomarte una fotografía porque te asustabas y llorabas”.

“Estoy muy agradecida por estar recorriendo todo el mundo con una historia tan bella”, manifiesta Aparicio a la revista Vogue. “Una mujer normal está consiguiendo ser la inspiración de otras personas”. Un hecho que no está muy alejado del motivo por el que quiso ser profesora: “Quería ayudar en esa etapa de los niños en la que les puedes ayudar a soñar más alto y a seguir motivándoles”.

Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/12/23/gente/1545582943_430652

1 Comentario

Dejar un comentario